El Mago y La Fuerza en el Tarot

el-mago-y-la-fuerza-en-el-tarot

El Mago es la carta número 1, el comienzo en el Tarot, y simboliza el saber hacer, la confianza de una persona en sí misa, el intelecto y las habilidades para crear. La persona a la que le sale El Mago en una tirada de cartas es alguien con paciencia y muy astuto cuando se trata de conseguir sus objetivos, nunca desiste ya que tiene una fuerza de voluntad que le ayuda a no salirse del camino hacia sus metas.

En la tirada es una carta positiva, indicando que el consultante conseguirá cumplir sus objetivos y que tendrá la fuerza necesaria para conseguirlos. No dependerá de terceros porque él tendrá la suficiente iniciativa y destreza y para crear las oportunidades necesarias para alcanzar sus objetivos.

Si la persona a la que se le hace la tirada está insegura en algún tema, ya puede ser en cómo conseguir un ascenso, cómo montar una empresa, o cómo conseguir el amor que tanto desea, El Mago le estará diciendo que no dude de sí mismo, que haga caso a su instinto y que no desconfíe de sus propias habilidades ya que si no se desvía del camino conseguirá lo que se propone. No lo vendrá regalado, pero sí cuenta con habilidades propias que le ayudarán.

Esta carta le sale a las personas que son inteligentes, audaces, creativas y con fuerza para emprender iniciativas que les saquen del inmovilismo, pero a veces la comodidad o algunos reveses en la vida les hace olvidar de estas sus virtudes.

Combinación de El Mago con La Fuerza

En este artículo, entiendo que la carta El Mago es la principal, y que La Fuerza acompaña a esta carta para enriquecerla de simbolismo y significado.

Esta es una de las combinaciones más enérgicas que puede salir en una tirada de Tarot. La combinación de El Mago y La Fuerza puede darnos un significado muy profundo sobre la personalidad del consultante, y de sus aptitudes que quizás él no sepa aceptar. El Mago, como decíamos antes es una persona con iniciativa, y La Fuerza confirma esta virtud y le añade empuje y energía a lo que emprende El Mago.

Esta combinación señala y atrae la atención sobre las virtudes del consultante pero también le avisa de que debe dejar de ceder ante los miedos que arrastra y dejarse llevar por esa ilusión que tiene dentro para hacer lo que él ha venido ha hacer en el camino de la vida, que es crear, moldear, dejar que fluya su creatividad para que las ilusiones que tenga dentro de sí mismo tomen forma y le entregue los objetivos que él tanto quiere. Muchas veces, deseamos cosas que nos negamos por miedo al fracaso, o incluso al triunfo, pero ese no es el camino que les pertenece a los que le sale la combinación de estas dos cartas en el Tarot. Paciencia y buen hacer, no hay que precipitarse ni desesperarse, después de eso todo llegará.

La espiritualidad también es estar en equilibrio entre lo material y lo espiritual, y el hecho de tener objetivos materiales no es nada malo, es incluso bueno porque en este mundo lo material es necesario para muchas cosas necesarias. El péndulo debe estar lo más equilibrado posible para no perdernos en ningún extremo, y para eso hemos de aceptar que no es malo y que si lo deseamos, se puede luchar y aprovechar las habilidades innatas que se poseen para alcanzar las metas que nuestro corazón nos pide. Alguien demasiado en lo material está vacío, y alguien demasiado en lo espiritual, se aleja demasiado de lo racional y, como ya sabemos, ningún extremo nos llevará a nada positivo en nuestras vidas.

Cuando nos sale en una tirada sobre el amor, el Tarot nos dice que no dudemos de nosotros, que somos tan válidos como otros y que nos merecemos encontrar el amor y disfrutarlo con felicidad y un buen equilibrio de pareja. Cuando queremos empezar una relación con otra persona, El Mago y La Fuerza juntos nos dicen que no tiremos la toalla antes de tiempo, que podemos ser la persona elegida y tener la relación tan deseada.